Saltar al contenido
Ser Amarillo/ UD Las Palmas, noticias, fichajes, plantilla, foro

La UD Las Palmas, goleada por el Fuenlabrada (1-3)

La UD Las Palmas regresaba al Gran Canaria para jugar ante el Fuenlabrada tras la polémica arbitral de Cádiz. Con los ánimos un poco exaltados y Pepe Mel desde la grada, la UD buscaba retomar la buena racha que perdió ante los líderes.

El árbitro y el VAR volvieron a ser protagonistas en el UD Las Palmas – Fuenlabrada.

La primera mitad no tuvo nada de fútbol. Ambos equipos jugaron de manera descontrolada los primeros 30 minutos y no crearon apenas ocasiones. Tuvo que ser el VAR el que cambiara el tono del partido. Un mal control de Mauricio Lemos se convirtió en una jugada dudosa dentro del área. Después de estirarse para despejar el balón, Oriol Riera voló por los aires. Ni el linier ni el árbitro vieron nada, pues parecía que no le había tocado en ningún momento, solamente al balón. Sin embargo, fue el VAR el que llamó al colegiado para revisar la jugada, algo que nunca han hecho a favor de la UD Las Palmas.


Tras ver dos imágenes en el monitor del Estadio de Gran Canaria, el árbitro pita penalti pese a que el vídeo parece seguir demostrado que apenas toca al jugador del Fuenlabrada. Los madrileños anotaron el penalti y Las Palmas revivió momentos parecidos a los de Cádiz. Al árbitro se le soltó la mano con las amarillas a los amarillos y la UD perdió el frente de un partido sin juego ni ritmo. El Fuenlabrada se aprovechó del nerviosismo de la UD y anotó el segundo en una jugada de Nteka que primero se anuló por fuera de juego y que después el VAR dio por buena. Con el 0-2 y con cara de no saber cómo había pasado todo esto, Las Palmas se iba al descanso.

Las Palmas buscaba la remontada sin suerte.

La segunda mitad siguió el mismo curso, sin ocasiones para ninguno de los dos, pero con la UD llegando más. No lo pudo conseguir Las Palmas que con muchos corners siempre fue el Fuenlabrada el que salió ganando. A falta de 13 minutos los madrileños se quedaron con uno menos, pero seguía pareciendo que la UD no podía. Con el tiempo casi cumplido, Eric Curbelo volvió a meter la mano en el área y el árbitro pitó penalti para sentenciar la contienda. Viera consiguió el gol del honor de falta con un golazo que ya no valía para nada. El resultado, un 1-3 que llegó prácticamente en tres llegadas de los visitantes y que nos dejaban con la segunda derrota consecutiva.



Quizá también te interese:

De la Bella y la UD explotan contra el VAR