Saltar al contenido
Ser Amarillo/ UD Las Palmas, noticias, fichajes, plantilla, foro

La UD Las Palmas cae en picado ante el Real Zaragoza (3-0)

La UD Las Palmas iba a La Romareda para intentar romper la mala racha ante el Real Zaragoza. Plaza complicada para la UD que venía de dos derrotas duras ante Cádiz y Fuenlabrada. El equipo amarillo, con Pedri en Brasil y trece bajas afrontaba el partido en uno de los campos más difíciles.

El partido empezaba muy mal para la UD Las Palmas, el equipo no sabía por donde les venía el Real Zaragoza.

Las Palmas no arrancó nada bien el partido. A los 3 minutos de encuentro, el Zaragoza se adelantó en el marcador tras un error defensivo en el que un cabezazo demasiado flojo hizo que el delantero maño llegase y superase a Josep por bajo. La pesadilla de la UD no había hecho más que comenzar. Diez minutos después, y tras unas cuantas llegadas de Las Palmas que no pudo culminar, el Real Zaragoza hizo el segundo. A la salida de un córner y tras una barullo, un taconazo dejó solo a un atacante zaragozano que batió con facilidad al meta canario.

La primera mitad fue un monólogo de balón de la UD, pero sin peligro, todo lo contrario a los locales. La polémica estuvo en un posible penalti a Viera en el que el VAR ni si quiera entró para consultarlo. En la segunda mitad, el partido siguió con la posesión en los pies amarillos y el peligro en los del Zaragoza. Con veinte minutos ya gastados, el árbitro vio agarrón claro de Aythami que mandó a los locales al punto de penalti. Por primera vez, Josep lo paró, pero el rebote le quedó perfecto a Luis Suárez, que remató el gol sin problemas. La defensa de Las Palmas hizo aguas por todas partes, pese a que el equipo no jugó tan mal con balón, en ataque no creó. Impotencia en las filas amarillas, que no podían superar a otro equipo de arriba, como Fuenlabrada y Cádiz. Srnic la tuvo en el 72′ para volver a meterse en el partido, pero ni así la metía la UD. Cerca del final y ya sin opciones, Mauricio Lemos fue expulsado dejando en más problemas a Pepe Mel para sus próximas alineaciones. Partido para olvidar.